viernes, noviembre 18, 2005

Actualidad y vigencia de los planteamientos de Carl Rogers en Educación.


Fueron algunos profesores, en el Instituto de Educación de la Universidad Católica de Valparaíso, los que me incentivaron a leer y reflexionar sobre el pensamiento de Carl Rogers y sus implicancias para la educación, más tarde, al ingresar al trabajo en el Liceo A 38 de Villa Alemana, un profesor compartió conmigo algunos textos de Rogers, que me hicieron cuestionar mi actuación como profesor y dirigir, más, mi mirada hacia los estudiantes, sus circunstancias y vivencias. Algunos años más tarde, excluido del sistema educacional por acción de la dictadura, me integré a desarrollar una labor en el naciente Instituto de Formación de Agentes Pastorales del Obispado de Valparaíso que se dedicaba a formar laicos católicos para transformar el mundo, insertandose en las iniciativas que, en ese entonces, surgían desde la sociedad civil. La educación de los agentes patorales se realizaba poniendo de relieve y valorando las vivencias, en la certeza de que en ellas se encontraban presentes y operantes muchos de lo que se les quería enseñar. La conexión de la vida con la teología o con el contenido teórico de las ciencias sociales, producía aprendizajes significativos que despertaban el compromiso de los laicos y su incorporación en organizaciones sociales, partidos políticos, sin dejar de participar en sus comunidades de base. Esta metodología inductiva se nutría de varias fuentes:
  • Primero un Evangelio Liberador, que en la época tenía como grandes referentes para una lectura a la luz de los signos de los tiempos, a los documentos del Concilio vaticano II y a las Conferencias de Obispos Latinoamericanos de Medellín y Puebla.
  • Pensamientos de Teólogos de Europa como Karl Rahner y latinoamericanos como Leonardo Boff.
  • Un enfoque metodológico inspirado en las ideas de Carl Rogers y Paulo Freire.

Estos recuerdos surgen a partir de un acontecimiento actual, el día jueves 17 de noviembre, nos encontramos con 60 orientadores de colegios de la Quinta Región, entre otras cosas, ellos construyeron un inventario de recursos personales y de la comunidad educativa para proyectar su trabajo en la prevención del consumo de drogas durante el 2006. Al revisar definiciones sobre lo que para ellos significaba el orientar y la lista de recursos veiamos que persistían visiones del docente, en este caso el orientador, que ponían su acento en las capacidades de este para iluminar, guiar, conducir, dar sentido versus otras como la empatía, la motivación, el posibilitar descubrir y encontrar sentido. Al momento de las conclusiones planteé a los asistente estas dicotomías que subsisten en nuestras prácticas y en las conversaciones que sostenemos con los estudiantes y les recordé al viejo Carl Rogers, la mayoría manifestó conocer sus planteamientos y concordaron en la vigencia de una pedagogía centrada en el alumno, planteamiento que parece viejo e instalado pero que sin embargo constatamos como ausente.

Les invitos a hacer una relectura de un trozo clásico de Rogers llamado Ideas personales sobre el aprendizaje y la enseñanza, puede ser que al hacerlo reforcemos esa fuerza de innovación que a veces decae en nosotros.

3 comentarios:

Keisso dijo...

Sí, Carl Rogers constituyó una corrección significativa al paradigma psicoanalítico reinante por esos tiempos, un paradigma centrado en la enfermedad. Rogers introdujo la idea de salud, de lo que es una persona sana y autorrealizada -bueno, no sólo él-. Tal vez el modelo de la personalidad que elaboró no sea bastante complejo como para comprender completamente al ser humano, pero tira líneas hacia donde es conveniente ir.

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog