martes, noviembre 20, 2007

Clasismo extremo.

Hoy en el peródico La Tercera leo un titular que dice "Vecinos rechazan casa de pescadores en exclusivo sector de Concón" y en el sitio http://www.cooperativa.cl/ uno de similar significado. Los artículos que acompañan a estos encabezados no necesitan explicación y dan cuenta del pavor que les provoca, a vecinos acomodados, la posibilidad de vivir junto a familias de pescadores, exponiendo, de esta manera, la discriminación exacerbada que practican sectores de nuestra sociedad que, además de concentrar los beneficios de este modelo de sociedad, se sienten dueños exclusivos de los mejores paisajes y de las buenas formas de vivir. Curiosamente para estos finos vecinos los terrenos, donde se construirán las casas de los pescadores de Caleta Higuerillas, fueron donados hace más de 100 años por José Borgoño Maroto uno de los fundadores de Concón, con la cláusula que debían destinarse a los pescadores artesanales de la zona. Reproduzco, a continuación parte del texto de cooperativa.cl, que , personalmente me provoca indignación:
"Las 27 familias de pescadores de la caleta Higuerillas podrán habitar sus nuevas casas en junio de 2008, lo que, a juicio de la administración del edificio Travesía, perjudica "enormemente" a la plusvalía de los departamentos.
En el exclusivo sector de Higuerillas en Concón, a un lado del lujoso condominio Travesía, se construyen 27 viviendas sociales para los pescadores de la caleta, ubicadas a unos metros del lugar, obra que ha causado un gran malestar a los propietarios del edificio.

Dentro de siete meses, los trabajadores serán vecinos del club de yates de la comuna y del condominio, que agrupa departamentos de entre 80 y 150 millones de pesos.

A juicio de la administradora del edificio, Gabriela Salsilli, la construcción los "perjudicará enormemente".

"Podrían haber hecho un colegio para los niños de los pescadores, una sede social, pero no una población de 27 casas, qué gente como ellos van a vivir en una casa de 90 metros cuadrados... imposible. Entonces las van a empezar a ranchar, a criar pollos, a traer perros", comentó una airada Salsilli.

Por su parte, la vocera de las familias beneficiadas, Alicia Vera, señaló que ocuparán un terreno que les ha pertenecido desde hace un siglo, con la donación que realizó para los pescadores José Borgoño Maroto, uno de los fundadores de Concón.

"No por ser personas de escasos recursos se va a perder la plusvalía, porque nosotros ya estábamos antes de que se construyeran todos esos enormes edificios", explicó la dirigente."

2 comentarios:

Cancerbero dijo...

¡Qué verguenza lo que cuentas!
Me trajo a la memoria el caso de los actores de la Comunidad Ecològica de Peñalolén, todops socialistas y entusiastas partidarios de la Concertación por la cual llamaron a votar, que pusieron un grito en el cielo cuando se intentó instalar a su lado una población de nivel popular.
¡Tan coherentes que son!
En todo caso, me imagino que tu, como convencido de las virtudes populares, debes haber escogido vivir en La Pintana o Cerro Navia, si eres santiaguino, siempre junto al pueblo.

Anónimo dijo...

jajajaja, claro que vive rodeado de pobres....