viernes, mayo 30, 2008

La distancia entre el compromiso virtual y la militancia en la realidad

Esta es una reflexión que me surgió, por primera vez, cuando en los supermercados comenzaron a solicitar donar una parte del vuelto para una determinada causa o institución de beneficiencia. En ese momento se inauguró la solidaridad virtual que permite dar poquito, sin que duela, a un pobre o enfermo no visible, lejano, que no incomoda con su aspecto ni con su mano que se estira, implorando una moneda. Así es facil, hoy las donaciones se pueden cargar a las tarjetas de crédito, a las cuentas de los servicios o a través de una llamada teléfonica a un servidor que responde con grabaciones. Puede que estos sistemas ayuden a que muchas personas reciban un paleativo a su situación de angustia, sin embargo, creo que han ayudado a aumentar la distancia entre los que tenemos mejores ingresos y los más pobres de nuestra sociedad, las maquinas han mediatizado la solidaridad reduciendo el contacto humano entre el que necesita y el que puede ayudar.
Hoy por hoy, estoy muy entretenido en Facebook, tengo allí, más de 100 amigos, me he unido a un sinnúmero de causas muy nobles, he creado grupos a los cuales se han sumado más de 2.500 miembros y me conecto con una diversidad de personas en todo el mundo, todo esto, por supuesto es virtual, es decir tiene existencia en servidores, redes y aparatos pero estamos a la espera que estos medios logren mejorar el contacto real entre las personas que convoquen a causas reales que se tarduzcan en acciones que transformen la sociedad real y no a second life. Estamos tratando de hacer una experiencia en relación a un grupo que pretende celebrar los 20 años del triunfo sobre la dictadura de Pinochet, esperamos que de aquí al 5 de octubre surjan muchas iniciativas ciudadanas que concedan el estatuto de "medio" a facebook y no sea este un fin alienante que esta sociedad de mercado nos entrega como sucedaneo de la realidad.

No hay comentarios.: