martes, noviembre 29, 2005

Educación Preescolar Cobertura y Calidad.

En visperas de las elecciones presidenciales en Chile, los candidatos han hecho sus promesas para los distintos ámbitos del quehacer nacional y, sin duda, uno de los más tocados por sus discursos es el de la educación. En los planteamientos de los y la presidenciables, el tema de la educación pre escolar tiene un acento importante y la cuestión más reiterativa es la de la cobertura, se dice que, como una forma de ayudar a que más mujeres se incorporen al mundo del trabajo, se crearán más plazas para atender a párvulos. La simpleza de los debates públicos, de los candidatos, no alcanzan, así lo creo, para dar cuenta sobre indicadores de calidad a ser mantenidos o superados por la futura administración nacional. Es de esperar que la cantidad no traicione a la calidad y que se continue con los avances que durante este gobierno ha tenido la educación parvularia.

La educación parvularia ha incorporado calidad, programas de salud, trabajo con familias y ha mejorado la cobertura, todo ello con el fin de estimular la formación de los educandos como personas integrales y para que, a través de ello, podamos, de alguna manera, corregir las desigualdades que, ya en el inicio del proceso educativo, se dan en nuestro país. Hasta el momento, nos estamos refiriendo a establecimientos que se ubican en el sistema público, ya sea municipal o dependiente de la JUNJI o INTEGRA , sin embargo, es en este sector donde además de inyectar más recursos y aumentar vacantes debemos replantear los paradigmas desde donde estamos provocando los aprendizajes. Un nuevo gobierno, que no va a hacer una revolución en lo económico, si debiera replantearse como están aprendiendo nuestros niños, puede que allí se encuentren algunas de las claves que explican muchas desigualdades. El liderazgo, la libertad para equivocarse y buscar respuestas diversas a mismos problemas, la innovación, el reconocimiento y valoración de las ideas del otro como legítimas, se dan en un sistema que rompe con rigideces y estereotipos repetitivos que permean, todavía, el nuestro. En los últimos días en la blogosfera educándonos.cl hemos leido los desafiantes planteamientos de Leonardo Maldonado quien saca el centro del proceso de aprendizaje de la cabeza y, rompiendo los muros del aula, lo pone en la comunidad, y yendo más allá de lo que algunos, creyendo todavía fundamental, mantiene como el espacio de aprendizaje por excelencia como es la comunidad escolar. Leonardo al mencionar las comunidades de aprendizajes se refiere a todo aquello que nos influye y que, si no nos determina, puede terminar limitándonos. La reflexión sobre las promesas electorales, en torno a la educación pre escolar, nos ha llevado a ver que en realidad el cambio que debiera darse en nuestros jardines infantiles debiera tener un corelato en un cambio más amplio frente al cual los educadores y educadoras tenemos mucho que decir comenzando por vivirlo para liderarlo.

2 comentarios:

machelat dijo...

La educación es un tema que los chilenos tenemos descuidado, me gusta ver que hables de él y lo pongas en el tapete y me hace mucho sentido eso de "comunidades de aprendizaje". Pienso que la tarea de educar no es un rol sólo del gobierno, es de cada una de las familias, de las conversaciones, de las plazas, de los juegos, de la ciudad, de cambiar la cultura del país, aunque el gobierno también influye pero ya que la tarea es de todos que mejor que partir por nosotros los que nos preocupa y estamos dispuestos a trabajar por cambiarlo.

Saludos!!!

Rodrigo Burgos Nocetti dijo...

Carlos, gracias por tus comentarios en amigoscantores.blogspot.com . Quedaste enlazado en nuestro blogroll de educación.

Espero que nos leamos periódicamente y nos mantengamos en contacto.

Atte.
Rodrigo Burgos Nocetti.
Coordinador de amigoscantores.blogspot.com