sábado, febrero 25, 2006

Cambia Todo Cambia


En unos días más, Chile vivirá no sólo un cambio de mando presidencial, cosa que se ha hecho normal desde que Patricio Aylwin asumiera como mandatario el 11 de marzo de 1990, sino que experimentará el inicio de una transformación cultural y valórica que abrirá posibilidades de desarrollo humano en nuestra sociedad. El hecho de que una mujer como Michelle Bachelet ocupe, a partir del 11 de marzo próximo, la Presidencia de la República nos hace esperanzarnos en que muchas rigideces de nuestra convivencia se flexibilicen y pasemos a relacionarnos de manera diferente no solo entre géneros sino que entre todos los habitantes de esta tierra. La valoración de la mujer y su rol en la construcción social, pese a los esfuerzos de ellas, tiene todavía un déficit en nuestro país, subsisten discriminaciones odiosas en distintos ámbitos partiendo por el político, en el laboral, en lo domestico y educacional, por mencionar algunos. La asución de la Presidenta no es solo fuente de esperanza para las mujeres, nosotros los hombres estamos expectantes en el sentido de que la impronta de lo mejor de lo femenino se haga notar, con fuerza, en la valoración de aspectos de la vida que muchas veces quedan fuera de nuestros quehaceres.
Si la acogida, el afecto, la preocupación por los más debiles, la capacidad de escuchar y de empatizar, tan propias, pero no exclusivas, del género femenino comienzan a teñir nuestro entramado social, reiteramos, este 11 de marzo se inaugura un tiempo de cambio de verdad.

3 comentarios:

cristian dijo...

¿todavía creyendo en el Viejito Pascuero?

yhallo dijo...

Los dias recien pasado me preocupan, me recuerdan la soberbia del presidente Lagos,"más que parecer se debe ser" ella quiere mostrar que manda, ¿para que? si la campaña acabo, si va a mandar hágalo y con responsabilida, con los mejores, no a quien debe favores.

Anónimo dijo...

mmm... qué arrastrado...